¿Veintidós temas de amor y una realidad desesperada?

Comparte por favor:

#ABRAPALABRA

Por: Paloma Cuevas

 

Amanece nublado, el frío se cuela en el alma y las impurezas de la realidad van dejando paso a la nostalgia. De repente tropiezo en twitter con un artículo que dice: 22 Canciones para recordar al amor de tu vida – y aunque mi primer impulso es mandar el artículo un poco más lejos de Almoloya, ingreso a leerlo.

En realidad es uno de “esos artículos” cliché, que pretenden generalizar a partir de unas cuántas canciones – veintidós como bien lo dice tu título- la posibilidad de revivir al amor de la vida de alguien a partir de los acordes y las letras de ciertos temas.

A mí me pasó algo muy extraño, sería tal vez lo nublado del día, el cinismo galopante que últimamente me acompaña o la falta de una relación “realmente real” que por el momento defina mi destino romántico,

De verdad repasé cada una de las canciones, comenzando por “Dog days are over” de Florence and the Machine con toda la intención de ver qué recuerdos me eran detonados a partir de la melodía, se agolparon memorias diversas, pero ninguna que incluyera al tan renombrado “amor de mi vida”

Seguí con toda la humildad con Journey y su “Don’t stop believing”, y en lo único que pude pensar fue en el primer episodio de “Glee”, lo cual es lo más alejado de la expectativa del ejercicio, más tarde Adele y su “One and only”, literalmente no pude pensar en nadie, tal vez será porque ni “one” y menos aún “only”. Alabama Shakes y su “I found you”, de nuevo no me dice nada, tampoco es que anduviera buscando a nadie como para andar encontrando.

Luego vino “Love” con Kendrick Lamar y debo aceptar que me gustó, aunque ningún recuerdo fue detonado. Elton John y “Your song” de inmediato me hizo llegar a “Moulin Rouge” la carita de Ewan McGregor y el día de mi boda, en que nos escapamos y nos largamos literalmente al cine a verla dejando a todo mundo desconcertado por nuestra desaparición, sin embargo no creo que mi exmarido haya sido el amor de mi vida, lo recuerdo así en tiempo pasado y lo veo como un cómplice de travesuras. Contrario a lo que mucha gente podría pensar, no me causa tristeza sino un poco de nostalgia la inocencia de entonces…

Más tarde escuché “Wonderful” de My Morning Jacket, me gustó, jamás la había escuchado, pero no pensé más que en una tarde de febrero hace algunos años, saludando a alguien por primera vez, después de una desilusión.

La recomendación siguiente incluía “Friday I’m in love” de The Cure y la verdad no la escuché, hace tiempo me intoxiqué de esa canción y hoy no andaba de humor para eso.

“The only exception” de Paramore, me recordó una mañana corriendo para ir a dejar a Galileo hace ya varios años y la certeza de mi soledad acompañada. Me gustó, ese día me sentí poderosa de saber que sólo yo podría hacer lo que hago por mí.

“To make you feel my love” con Bob Dylan, me hizo pensar en un montón de promesas incumplidas de ida y de regreso, la falta de sensibilidad para mirar al otro y lo que queda después de todo eso, la inocencia y la esperanza.

“Time after time” y la incomparable voz de Cindy Lauper, uno de mis primeros recuerdos de infancia, y mi enamoramiento del hermano mayor de mi mejor amiga… no pude evitar una sonrisa. Desde entonces enamoradiza.

Pulp y “Do you remember the first time”, no me hizo recordar nadita. “Rock and roll and suicide” de David Bowie, solo me hizo pensar en “Space Oddity” y una tarde de motel con alguien muy especial que me mostró la versión de Chris Haddfield mientras nos alejábamos del mundo lentamente encaminándonos a nuestro universo paralelo, ese que construíamos cada vez que nos era posible.

“Under Control” de The Strokes una Kirsten Dunst adolescente y los recuerdos de los primeros besos de la preparatoria y el drama territorial. ¡Qué pereza!

“I’m your man” de Leonard Cohen y una poética promesa de un todo que es casi imposible, pero que con esa voz tan hipnótica y el acompañamiento inmejorable se vuelve creíble.

Hasta ahí me detuve, no sé si podría recuperarme de una voz así, me hizo remitirme a otra muy similar, pero mucho más cercana, una que me lleva de la mano al paraíso y que es una promesa por el momento.

No lo sé, se los comparto porque el día antoja un abracito o muchos besos y la selección musical es interesante… Cuéntenme si les detonó algo o es sólo un buen pretexto para desnudar el hecho de que como alguien dijo en pasado días “el amor no está fashion…”

La conclusión es que en eso de los soundtracks amorosos la subjetividad es imperante, hay canciones que podrán significar el mundo para algunos y que no me dicen nada. Debo decir con brutal honestidad que no me fue posible pensar en “el amor de mi vida”, pensé en un montón de personas que han pasado por ella, ¿será que aún no lo conozco? ¿Será que mi cinismo no tiene fin y que han habido algunos amores que han marcado mi vida? Lo único que queda es agradecer a la vida misma por la oportunidad de haber amado tanto y tan variadamente y reconocer también que en el cinismo que nos rodea pareciera ser que lo que está “fashion” es no amar, no entregarse y no recibir tampoco, porque pudiera ser que en el camino ocurriera lo impensable: llegar a sentir y eso sí que sería imperdonable.

Paloma Cuevas R.

Paloma Cuevas R. es el resultado de una educación libre y sin trabas. Obtuvo una formación académica en Filosofía por la UNAM y en Enseñanza del Inglés por la UAEM. Es humanista y sapiosexual. Docente durante más de 22 años, columnista, escritora y locutora en temas de Cultura, Política y Erotismo. Corresponsal del programa “A Medios Chiles” de #LaPayolaRadio. Promotora y gestora cultural incansable. Madre y cómplice de los Tres Mosqueteros. Amante declarada de México, el buen café y la verdad sin anestesia. Cuenta con un par de libros publicados en colaboración con otros autores: “Nosotros también nos acordamos”, publicado por la Universidad Autónoma del Estado de México, y “Hacerle al Cuento” Antología de aniversario de Amarillo Editores. Colabora con UniRadio y es una humanista declarada. "La educación y la cultura son el más poderoso antídoto contra la violencia..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.