Comparte por favor:

Por: Sergio Ceballos Carrillo

Cuatro cafés, una mesa, ella y nosotros. En la mirada de Samantha Flores se puede observar ternura, fuerza, sufrimiento, lucha, además de una mujer plena y llena de vida. A sus ochenta y cinco años de edad, esta activista mexicana trans cuyo trabajo se enfoca en apoyar a las personas mayores LGBT, continúa luchando.

Oriunda de Orizaba, Veracruz – su tierra natal –  logró abrir el primer albergue para personas
adultas de la comunidad gay (LGBT):  “Muchas de nosotras tenemos a donde llegar, una cama, un
hogar, pero otras no tan afortunadas no lo tienen y eso quieras o no es un mal social que nos
compete a todos… nacimos siendo hombre y mujer y hemos cumplido con nuestras obligaciones,
pero el gobierno no nos brinda nuestros derechos.”

A pesar de que el albergue ya es un hecho, hacen falta algunos detalles que pulir para poder dar inicio a una casa de día para el adulto mayor, dando oportunidad posteriormente al albergue en plenitud.

El objetio de este lugar es hacer sentir libres a las personas adultas gay, que sean escuchadas, pero sobre todo que los gobiernos de hoy en día se den cuenta que la Comunidad LGBTTTI no es un sector que se encuentra todavía en el rincón, al contrario es un segmento que día a día con iniciativas y actividades como las de Samantha Flores, lucha, por aquello que todo ser humano pide en la vida: ser tratado con respeto y que tenga a la mano todos los derechos posibles para una mejor calidad de vida. “¿Chula, tú crees que si los gobiernos escucharan nuestras peticiones, nuestras propuestas, nosotras estaríamos luchando día con día? Las mujeres llevan desde antaño peleando por sus derechos, ¿Y nosotros? ¿Cuándo dejaremos de luchar para poder ser libres, felices, sin temor a que nos discriminen, sin temor a ser felices porque ya nos golpearon en la calle por tomarnos de la mano o darnos un beso, bebemos, comemos, defecamos y orinamos como cualquier otro ser humano y lo único malo que nos ha impuesto la sociedad es ser diferentes a ellos, ellos tienen hijos, ellos tienen familia, algunas somos dichosas de conservar sobrinos y amigos por doquier, pero hay otras que se quedan solas, muertas en vida esperando una caricia, un rayito de sol, un poco de esperanza para muchas.”

 No pude contener las lágrimas, dos se derramaron por mi mejilla ante lo cual ella me siguió y
me abrazó, es cierto los homosexuales hoy en día somos los que estamos peleando desde diferentes
trincheras para poder exigir nuestros derechos, ese rayo de esperanza donde podamos caminar de
la mano sin problemas sin prejuicios y que por el simple hecho de ser “Jotos, puñales, maricones y
demás” como nos ha etiquetado la gente, demostrar que somos humanos, que sentimos y
padecemos, que lloramos y reímos, que amamos y que también sufrimos.

Con un beso en la mejilla se despidió de nosotros, obsequiándome una foto, que estoy seguro guardaré para la posteridad, Samantha Flores, la mujer que decidió no ser invisible y alzar la voz por todos aquellos a los que nadie escucha.

Sergio Ceballos Carrillo
Politólogo, escritor, feminista, activista político a favor de los derechos LGBTTT.                                   Lector Activo, amante de los atardeceres y del respeto mutuo

 

Paloma Cuevas R.

Paloma Cuevas R. es el resultado de una educación libre y sin trabas. Obtuvo una formación académica en Filosofía por la UNAM y en Enseñanza del Inglés por la UAEM. Es humanista y sapiosexual. Docente durante más de 22 años, columnista, escritora y locutora en temas de Cultura, Política y Erotismo. Corresponsal del programa “A Medios Chiles” de #LaPayolaRadio. Promotora y gestora cultural incansable. Madre y cómplice de los Tres Mosqueteros. Amante declarada de México, el buen café y la verdad sin anestesia. Cuenta con un par de libros publicados en colaboración con otros autores: “Nosotros también nos acordamos”, publicado por la Universidad Autónoma del Estado de México, y “Hacerle al Cuento” Antología de aniversario de Amarillo Editores. Colabora con UniRadio y es una humanista declarada. "La educación y la cultura son el más poderoso antídoto contra la violencia..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.