De lo que me provoca odio…

Comparte por favor:

Por: Paloma Cuevas R.

 

Siempre he creído que el odio es un sentimiento mediocre que empaña el aura y la vida de aquellos que lo

profesan, impiéndoles acceder a la felicidad, que en muchos casos resulta injustificado y demuestra un

espíritu pobre.

Creo por sobre todas las cosas que la vida siempre da oportunidades para gozar y ser lo que uno decida, sin

importar el de al lado, los traumas personales o las circunstancias, haciendo caso omiso a todos los factores

externos que pudieran incidir en la realización de los sueños y objetivos personales…

Sin embargo debo confesar que últimamente mi capacidad de meditar y ser muy zen, se ha visto opacada por

muchos hechos tanto nacionales como internacionales que me hacen querer gritar: ¡basta!

A veces parece que la gente no tiene llenadera y que le es tan fácil andar por ahí pisoteando a los otros,

lastimando nada más porque sí, porque pueden y se les da la gana y casi sin querer he sacado una hermosa

lista de gente a la que odio, la comparto con ustedes sin afán de ofender a nadie, si se encuentran reflejados

los invito a resolverlo y a ser mejores seres humanos, siempre está la oportunidad de curarse reencaminando

los pasos…

Aquí mi lista, que la disfruten:

Odio tanto, tanto, tanto, casi infinitamente a todos aquellos que:

 Son arrastrados y no tienen auto-respeto

 A los que hacen caravana con el trabajo ajeno, sin tomar en cuenta la dedicación que los otros hayan

puesto en su labor.

 A los lamesuelas que son abusivos con los que no pueden defenderse.

 A los cobardes.

 A los a los conscientes de ellas cometen injusticias.

 A los misóginos, a los machos de a centavo, que violentan a sus familias y a las mujeres en su vida.

 A los conformistas y mediocres.

 A aquellos que hacen todo con la calma de un caracol sin respetar el tiempo de los demás.

 A todos aquellos que se victimizan.

 A las mujeres que no tienen integridad y se venden o regalan y luego se quejan porque no las bajan de

putas.

 A los hombres que no respetan a las mujeres y que culpabilizan a su vestimenta sin entender que su

respeto hacía el género femenino es directamente proporcional al respeto que sienten o no por sus

madres.

 A los que dicen mentiras.

 A los que lucran con el dolor y la necesidad de las personas.

 A los que hacen favores esperando el momento de cobrarlos.

 A los hipócritas.

 A los que usan a Dios para sacar provecho de la fe o la ignorancia de los otros.

 A los que discriminan.

 A los chantajistas y extorsionadores.

 A los manipuladores.

 A los que tiran la piedra y esconden la mano.

 A los que maltratan niños.

 A los tratantes de blancas

 A los coge quedito.

 A los que viven viditas miserables por no atreverse a hacer lo que desean.

 A los que estorban el avance de los otros.

 A los que usan a la gente de escalera.

 A los chismosos.

 A los intrigosos, a los envidiosos que en lugar de hacer algo por su vida se dedican a olfatear y

ensuciar los logros de los otros.

 A las que prefieren ser frígidas que responsables de su placer.

 A los pasivos.

 A los que destruyen la naturaleza como si no hubiera un mañana, como si sus hijos no fueran a vivir en

el mundo.

 A los a los que no se comprometen con nada ni con nadie.

 A los abandona hijos.

 A los malinchistas que no se dan la oportunidad de valorar la riqueza del lugar de donde provienen y

que viven sin rumbo, sin saber a dónde ir.

 A los que pudiendo ser buenos deciden ser malos.

 A los que hablan mal de México y viven aquí sin hacer nada para lograr que sea un mejor país.

En fin odio a todos aquellos que contribuyen a miserabilizar las vidas de otros, deseo de todo corazón

que se auto-observen y hagan conciencia de lo efímero de la existencia y de la necesidad de ser

personas. ¡Échenle ganitas, por sus actos serán recordados!

 

** Publicada originalmente en: Revista Ganando Espacios No. 457 /pág. 14 y 15

Ediciones digital e impresa

Paloma Cuevas R.

Paloma Cuevas R. es el resultado de una educación libre y sin trabas. Obtuvo una formación académica en Filosofía por la UNAM y en Enseñanza del Inglés por la UAEM. Es humanista y sapiosexual. Docente durante más de 22 años, columnista, escritora y locutora en temas de Cultura, Política y Erotismo. Corresponsal del programa “A Medios Chiles” de #LaPayolaRadio. Promotora y gestora cultural incansable. Madre y cómplice de los Tres Mosqueteros. Amante declarada de México, el buen café y la verdad sin anestesia. Cuenta con un par de libros publicados en colaboración con otros autores: “Nosotros también nos acordamos”, publicado por la Universidad Autónoma del Estado de México, y “Hacerle al Cuento” Antología de aniversario de Amarillo Editores. Colabora con UniRadio y es una humanista declarada. "La educación y la cultura son el más poderoso antídoto contra la violencia..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.