BYE, BYE MARCELINO…

Comparte por favor:

#QUÓRUM

Por: Paloma E. Cuevas Ramos
“Salmones queridos, cardúmenes del mundo entero, naveguen contracorriente. Siempre recuerden
que la corriente es la que está equivocada, no nosotros.”

Marcelino Perelló

Acompañado durante su vida de la polémica, y yendo siempre en Sentido Contrario – quien entendió, entendió – falleció en la madrugada del 5 de agosto Marcelino Perelló Valls, matemático, profesor, y periodista de origen catalán. Conocido entre la comunidad universitaria como representante de la Facultad de ciencias de la UNAM ante el Consejo General de Huelga durante las movilizaciones realizadas en 1968. Apresado durante un día y exiliado durante 16 años en España, Francia y Rumania.
A su regreso a México, Perelló combinó su carrera de periodista, locutor y maestro de ciencias en la UNAM, hasta hace algunos meses en que la dirección de la escuela tomó la decisión de cesarlo como resultado de los comentarios misóginos que emitió durante su programa de radio transmitido el 28 de marzo del presente año, en referencia a la decisión del juez tercero de Distrito en el Estado de Veracruz, Anuar González Hemadi en cuanto al amparo concedido a Diego Cruz Alonso, uno de los cuatro imputados en el caso de pederastia y abuso sexual en agravio de Daphne Fernández en el año de 2015 – cabe mencionar que el mencionado programa de radio también fue retirado de la programación de radio UNAM – Firme en sus convicciones e ideas, ante esta decisión Perelló dijo: “La dirección consideró que, por motivos de seguridad míos, era recomendable que yo dejara de asistir porque había grupos de personas, reunidas en un supuesto mitin, que parecían ser agresivas.Por ello la Facultad me pidió que por favor no diera clases”.
Contrario a lo que tal vez alguna otra persona diría al cuestionársele sobre su sentir al respecto comentó: “Si pudiera resumir mi sentir en una sola frase, diría que me siento mal. Pero no sólo por mi condición de presa de linchamiento, sino porque este caso revela un estado social, político y cultural en México bastante preocupante. Si alguien es perseguido, acosado o humillado por emitir opiniones, es porque algo no funciona bien”, comentó Perelló Valls, además de decidir retomar la emisión de su programa de radio por su cuenta vía internet, el 18 de abril, utilizando nuevamente  comentarios en el mismo estilo: “se me acusa de decir cosas, no hay más acusación; hay una pinche vieja resentida que dice que le pellizqué las nalgas, brincos diera la pendeja, yo elijo las nalgas que pellizco”.

La familia de Perelló Valls decidió despedirlo de manera privada. Los restos del periodista son velados en una funeraria del rumbo de Coyoacán, al sur de la Ciudad de México.
Más allá del linchamiento mediático del que podría ser objeto un personaje como Perelló, de las razones válidas o no para que así suceda en cuanto a la manera de expresarse sobre varios temas que son clave tanto en la vida cotidiana como en el quehacer cultural en nuestro país y sobre los cuales como parte de nuestro deber informativo y social tenemos la obligación de continuar abundando, Marcelino fue un ser humano tal como lo muestran los muchos mensajes de condolencias que se han mostrado en sus redes sociales y en los cuales una comunidad de alumnos
y alumnas además de amigos entrañables agradecen su presencia en sus vidas. Será seguramente recordado por todos ellos gracias a ese lado luminoso que incluía cercanía, amistad y cariño, mientras que para muchos otros solamente quedará como “el misógino de la polémica”, lo cual resulta desafortunado, sin embargo son la historia y nuestras acciones las que marcan nuestra forma de trascender.
Triste, tristísimo el que al final de los días la memoria que quede para muchos no sea más que eso que se dice de alguien que luchó con aquellos de la generación de la inocencia…
Para todos los linchadores y sin afán defensor ni de Perelló ni de sus terribles declaraciones del infausto programa del 28 de marzo, deseo que jamás vean destrozada una labor de años, por un infame comentario.
A todos esos que hoy después de muerto siguen ofendiendo a un ser humano ya muerto, a esos les deseo estar siempre acompañados de congruencia…

@PalomaCuevasR

Publicada originalmente en Digital Méx

Paloma Cuevas R.

Paloma Cuevas R. es el resultado de una educación libre y sin trabas. Obtuvo una formación académica en Filosofía por la UNAM y en Enseñanza del Inglés por la UAEM. Es humanista y sapiosexual. Docente durante más de 22 años, columnista, escritora y locutora en temas de Cultura, Política y Erotismo. Corresponsal del programa “A Medios Chiles” de #LaPayolaRadio. Promotora y gestora cultural incansable. Madre y cómplice de los Tres Mosqueteros. Amante declarada de México, el buen café y la verdad sin anestesia. Cuenta con un par de libros publicados en colaboración con otros autores: “Nosotros también nos acordamos”, publicado por la Universidad Autónoma del Estado de México, y “Hacerle al Cuento” Antología de aniversario de Amarillo Editores. Colabora con UniRadio y es una humanista declarada. "La educación y la cultura son el más poderoso antídoto contra la violencia..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.